Pedalear la crisis

Pedalear la crisis

El coche no debiera colocarse en la delantera de las subvenciones

Pedalear la crisis Ahora que damos más importancia al momento presente y consciente; ahora que hemos constatado que se puede vivir más despacio, tranquilos y despiertos, se nos ha quedado muy grande, muy acelerado el...

¿Por qué te quieres ir»

¿Por qué te quieres ir»

Un libro que aborda el suicidio desde una perspectiva espiritual y esperanzada.

Aportar abrigo, consuelo, a quienes han vivido de cerca un suicidio, a los allegados de quienes optan por acabar con su vida física, es el objetivo de este libro. Ninguna equivocación comporta eterna condena, la...

Comunicado de Aroa ante el verano 2020

Comunicado de Aroa ante el verano 2020

Queridos/as amigos/as: ese bichito tan popular como invisible ha cambiado nuestras vidas y la crisis que ha desatado, ha logrado que colectivamente progresemos en comunión humana y responsabilidad planetaria. En el camino de nuevo hacia...

La destrucción de la naturaleza como la principal causa de las enfermedades infecciosas.

La destrucción de la naturaleza como la principal causa de las enfermedades infecciosas.

A la búsqueda de los orígenes de la pandemia, ante todos los enfoques conspiranoicos, hemos tratado siempre de democratizar responsabilidades. No tanto una élite que juega en un escondido y remoto laboratorio con nuestro destino,...

Magia suprema

Magia suprema

Hay muchos tipos de magia, pero ésta es la magia cumbre, sencillamente porque es grupal, ampliamente compartida. La disfrutarás en el instante en que se consagra en un ancho círculo y de forma sencilla, pura,...

El misterio del Nacimiento (I)

El misterio del Nacimiento (I)

Todo calla alrededor. El coronavirus ha detenido la poca vida de la aldea. La leña crepita en esta primavera de frío y lluvia cuando comienzo la lectura con ojos tan reverentes como emocionados. Siempre vuelvo...

Vídeo del equipo de Aroa

Vídeo del equipo de Aroa

Aroa comparte su esperanza y su anhelo de reencontrarnos en breve

¿Cómo lo llevas?

¿Cómo lo llevas?

Yo estoy harta. ¿Y tu? Si estás bien, ¿te has dado de cuenta de qué te ayuda? ¿en qué te apoyas? Y si también estás harto-a, ¿Cómo lo vives?, ¿Qué es lo peor, y cómo...

Xavier Melloni sobre la crisis del coronavirus

Xavier Melloni sobre la crisis del coronavirus

Extractos de la entrevista sobre la situación actual a raíz del coronavirus

Tengamos una gran confianza en que esta experiencia no es ajena a la que tenemos que vivir como personas y como civilización. Lo que nos espanta a los humanos son los pequeños relatos, si son...

Nada a defender

Nada a defender

“No tenemos nada que defender…”, dice Javier Melloni en una de sus conferencias que estoy transcribiendo en estos días de retiro. No pensé que tan escueta y a la vez rotunda frase pudiera acompañar tanta...

Agenda
Calentando motores para Urbasa 2020

Calentando motores para Urbasa 2020

Camping de Artaza (Navarra) del 31 de Julio al 12 de Agosto del 2020

Queridos/as amigos/as: estamos ya calentando ya motores para el nuevo el nuevo campamento.  En breve dispondréis  del programa en la sección correspondiente. Las inscripciones están también abiertas.  Este verano el campamento será  más  breve, pero también más intenso. Doce días en total, pues después peregrinamos...

Peregrinea 2020. “Comunión que camina”

Peregrinea 2020. “Comunión que camina”

Camino inglés . Ferrol-Santiago-Fisterra 18 -30 de Agosto

«El invierno nos aseguró que no nos cerraría los caminos y sin embargo estamos aquí arañando paredes, agotando leña, endulzando tisanas. La llama calienta todo lo que se le acerca, incluida la siempre caprichosa nostalgia. El invierno se guardó los...

El Foro Espiritual de Estella  se celebrará, Dios mediante, los próximos días 3, 4 y 5 Julio del 2020.

El Foro Espiritual de Estella se celebrará, Dios mediante, los próximos días 3, 4 y 5 Julio del 2020.

El eje del diálogo será «El futuro de las religiones. Explorando un futuro compartido» El mundo moderno está revolucionando todas las estructuras. Las religiones no son ajenas al proceso de transformación y adecuación de todos los sistemas. La religión no...

Exploro y comparto con gozo en estos tiempos de prolongado retiro interior. No obstante subrayar que la reflexión sobre el accidente que ahora presento, más que otros temas que habitualmente exploramos a la luz de la Sabiduría sin tiempo, es pura elucubración. Apenas he hallado información en los manuales de sabiduría arcana, teosófica… sobre la cuestión. Comparto por lo tanto hipótesis susceptible de error, por más que trate de ser inspirada por una Verdad superior. Esta es la sola Luz que nos alumbra.

Nada de la conjetura que sigue a continuación goza de autenticidad y por supuesto no debe aceptarse sin particular y severo discernimiento. La autenticidad sólo será si halla eco en nuestro corazón, si en verdad el postulado se aviene a la Verdad con mayúsculas que siempre perseguiremos. ¿Por qué escribo entonces? Sencillamente porque esta reflexión me ha dado paz y alivio. Ojalá esa paz y alivio puedan ser en el interior de otros/as hermanos/as.

La sabiduría divina es, por encima de todo, un ejercicio de lógica. Ese ejercicio de cabalidad me guía para intentar desentrañar la incógnita. Por una serie de derivadas vamos a llegar a la conclusión de que el accidente es una situación, a veces dura, que somos llamados siempre a aceptar e integrar. El accidente, no sólo la enfermedad, puede ser un expoleador de conciencia.

He aquí, paso a paso, los silogismos a partir de una premisa inicial, que constituye la base fundamental: “La Justicia divina siempre es. Nada escapa a ella. El accidente se puede producir, pero es siempre equilibrado por la Justicia superior.”

El accidente puede acontecer por más que no se encuentre necesariamente en el plan o contrato de vida. Puede hallarse una actitud proclive en base a un carácter inquieto. Que el Plan contemple el accidente, no quiere decir que sus consecuencias desnivelan la balanza kármica. Habitualmente un accidente es causado por una inconsciencia, por una actitud precipitada, por una falta de atención. Es aquí donde comienza la elucubración. Una falta de atención no se puede considerar, a la luz de la Ley, como una falta grave, luego y primera consecuencia, el accidente no puede aumentar nuestra deuda. No tiene peso kármico suficiente para desbaratar nuestra balanza.

Nosotros tenemos en la balanza un plato de felicidad por un lado y otro de necesarios sinsabores, como consecuencia del mal que hemos podido originar a terceros. Nosotros tenemos un plan de vida que no se establece más que en sus hitos más fundamentales, no se puede delinear al detalle porque entonces conculcaríamos nuestro propio libre albedrío. De la misma forma y por silogismo, no está establecida al detalle la forma de saldar nuestro balance negativo. En el discurrir de nuestros días y ésta es la principal conclusión que deseaba compartir, aún con el claro riesgo de equivocarme, los administradores del karma se sirven a no del accidente para contribuir a saldar nuestra deuda. La aportación sería por lo tanto: el accidente fortuito nunca supondría un aumento del karma, pero sí puede utilizado para saldar el karma pendiente.

Esta conclusión nos proporciona paz. A mí personalmente me la ha aportado y por ello comparto, aún a riesgo de equivocarme. Nos lleva a discernir que no hay dolor gratuito, que todo dolor equilibra lo pendiente, que puede ser emancipador y ayudarnos en definitiva a labrar un futuro más feliz.

Avanzamos aún con todos nuestros interrogantes, avanzamos unidos/as hasta que una Luz más clara se haga presente entre nosotros/as. El dolor traiga siempre su debida recompensa en forma de un acrecentamiento de nuestra conciencia.

Artaza 1 de Abril de 2020