Conectarse con Dios.

Y todas las contradicciones son fácilmente resueltas.

Conectarse con Dios.

Todos necesitan el poder que sostiene la Vida: la fuerza vital que emana de la Divinidad. Todos necesitan la fuerza vital que proviene de la Felicidad Divina.

Ustedes necesitan conectarse con Dios, con el Potencial Infinito del Cosmos Viviente. Solo entonces obtendrán la Luz que acarrea codas las condiciones favorables para el desarrollo de la mente, el corazón y la voluntad. Este es el único modo en que ustedes podrán edificar sus vidas y organizar su fuerza vital. Aquellos que se esfuerzan para crear su nuevo carácter y obtener una conciencia iluminada necesitan conec­tarse con el Gran Mundo Inteligente. Cuando ustedes se conecten con Dios, su cielo se tornará limpio y sin nubes. Esfuércense en restaurar esta conexión. Ustedes alcanzaran gran conocimiento si son capaces de mantener esta conexión. Si ustedes no tienen esta conexión con Dios, con su Maestro, ustedes no obtendrán nada.

La mente es una vara mística. Utilícenla para trazar un círculo místico alrededor de ustedes para que los proteja. ¡Como realizarán esto? El trazado del círculo místico solo es posible pensando en Dios. Cuando ustedes están conectados con Dios, ustedes están protegidos, no importa donde estén, ustedes estarán seguros. Cuando no están conectados con Dios, todos los lugares esconden peligros para uste­ des.  Cuando encuentro un oso, yo me digo: «Dios vive en este oso» Y entonces el oso no tiene deseo de causarme daño. Si encuentro un ladrón, hago lo mismo.

¡Cómo será diferente lo Nuevo? En su conexión con lo Divino. Una Ley dice: Todos los errores serán perdonados cuando la conexión entre el alma humana y Dios sea restaurada. Esta es la Ley de la Hermandad Universal de la Luz. Esta conexión no ha sido restaurada todavía. Abran las puertas pata que lo Divino pueda entrar en ustedes y puedan alcanzar la paz. Ya que ustedes no tienen todavía una conexión con los Hermanos Avanzados, con el Mundo Sublime, sus fuerzas espirituales están en un estado de hibernación, las fuerzas que emanan de los Mundos Sublimes están en su naturaleza inferior sin manifestarse. Cuando ustedes conectan con Dios, estas fuerzas son usadas de modo apropiado, y todas las contradicciones son fácilmente resueltas.

Beinsa Douno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *