Dormir como Renovación.

Durante el tiempo en que dormimos, el alma deja el cuerpo.

Dormir como Renovación.

Esta noche, el concepto de dormir como proceso de renovación fue discutido. El Maestro dijo:

Por la noche ustedes van a la cama. Ustedes dejan su cuerpo. Ustedes sienten movimiento, pero su cuerpo está quiero. Su cuerpo tiene una consciencia y ustedes tienen otra. Ustedes se mueven, pero temen que la conexión con su cuerpo pueda romperse, y ustedes regresan. Ustedes no pueden decirle a su conciencia ordinaria lo que ha acontecido en los reinos más elevados. La consciencia ordinaria les dice: «Ve, pero no vayas muy lejos».

Por la noche, ya que las condiciones propicias para el trabajo no se encuentran disponibles aquí, dejamos nuestros cuerpos y vamos a trabajar a otros lugares. Mientras tanto, otros trabajan en nuestros cuerpos. La Naturaleza es una madre prudente. Mientras las personas duermen, ella limpia la casa, el cuerpo, y lo renueva a fin de que al despertar podamos continuar nuestro trabajo. Durante el tiempo en que dormimos, el alma deja el cuerpo. Durante este tiempo, los Seres Inteligentes de la Luz trabajan en las células del cuerpo para renovarlas y restaurar el ritmo que había sido desorganizado.

Cuando una persona se va a la cama debería rezar pidiendo que el cuerpo sea protegido de las influencias negativas durante el tiempo del sueño. Estados negativos y mórbidos pueden pasar de una perso­na a otra. Esto es particularmente posible durante la etapa del sueño. Uno debe observar la Ley de la Protección Psíquica. En otras palabras, cuando ustedes van a dormir por la noche, ustedes deben proteger sus cuerpos. Al mismo tiempo, ustedes deben estar agradecido a sus Amigos Sublimes que protegen sus cuerpos cuando ustedes están separados de ellos durante el sueño. De otro modo, ustedes podrían hallar sus cuerpos poseídos o violados.

A veces ustedes no pueden dormir bien porque están cansados por demás tras haber usado un exceso de energía para llevar a cabo una tarea insignificante. Esto se asemeja a querer clavar un pequeño clavo en la pared usando una enorme cantidad de energía. En otras palabras, uste­ des se preocupan demasiado acerca de cosas pequeñas. ¿Era realmente necesario usar tanta fuerza para clavar un clavo tan pequeño?

No hace falta dormir mucho para sentirse completamente descansado. Antes de irse a la cama, ustedes deben deshacerse de todos los momen­tos dolorosos y condiciones negativas que experimentaron durante el día. Su mente y su corazón deben ser vaciados de todo conflicto. Si el cuerpo, la mente y el corazón no están descansados cuando alguien se va a dormir, esta persona deambulara en el plano astral sin encontrar la Escuela Divina donde se estudian las Leyes de ese mundo. Cuando despierte, esta persona se sentirá insatisfecha porque no ha comprendido nada. Ustedes también aprenden cuando están durmiendo.

Cuando sufran de insomnio, ustedes deberán levantarse de la cama, lavar su cuerpo con un paño empapado con agua tibia, lavar sus pies en agua tibia y regresar a la cama. Entonces ustedes experimentarán un descanso refrescante.

Una característica peculiar del mundo astral es que allí los eventos son experimentados a través de símbolos, de imágenes. Por este motivo, algunos sueños son simbólicos. Ustedes sueñan que han entrado en una casa y están siendo corridos de ella. Entran en otra casa y son echados nuevamente. La casa representa el cuerpo. Durante el sueño ustedes intentan entrar en el cuerpo de otra persona, creyendo que es el que les pertenece, pero no es el de ustedes, así que salen de él. Entran en otro cuerpo, descubren que no es suyo, salen, y repiten el evento.

Cuando una persona duerme, la unión entre su cuerpo físico y su cuerpo espiritual se mantienen. Cuando una persona regresa a su cuerpo inesperadamente, por ejemplo, debido a un susto, es posible que se entrelace con el doble etérico de otra persona.

A fin de lograr un encuentro con otra persona en el reino superior durante el tiempo del sueño, ustedes necesitan tener los mejores y más puros pensamientos acerca de esa persona. Si vuestra mente está ocupa­ da pensando en sus deficiencias, ustedes no podrán reunirse.

Beinsa Douno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *