La fuerza mágica del Amor.

¿Dices que Amas?

La fuerza mágica del Amor.

Cuando tengas que decir algo sobre tu amor, hazlo de manera impersonal. Si pronuncias su nombre, el amor desaparecerá.

¿Cómo puedes decir que amas a alguien, si no sabes a quien amas? Tú amas a alguien en una persona, pero no sabes quién es ese alguien. Tú amas a Aquél que lo ha visitado. Y si Aquel no es conocido, ya no puedes amarlo. Por eso, cuando crees amar a alguien, no digas que amas a Juan o a Pedro porque, en realidad, amas a ese luminoso Ser que lo ha visitado.

¿Qué billetera puede ser más amada: la llena o la vacía? Mientras tu billetera está llena, tú la amas; pero, por lo contrario, Si se vacía, tu amor hacia ella desaparece. Lo que contiene la billetera, o sea, la presencia de lo Divino en el hombre, es lo que lo torna amado.

Frecuentemente se habla de almas similares, de almas colectivas. Sobre el concepto «similares» o «colectivas» debemos comprender aquellas almas que han salido al mismo tiempo del primer manantial de la vida. Por doquier que se encuentren, se comprenden y se aman, aun sin hablar. Si una de estas almas se permite decir a su alma cercana que la ama, introduce limitación en su corazón. Para mantenerte libre, recuérdalo, no tienes que exponer tu amor. El amor no necesita ser expuesto, sino sentido: Si realmente amas, el amado sentirá tu amor sin que se lo digas: Esa es la ley divina. El idioma que expresa el amor es el mas bello y poético de los idiomas. Sólo la poesía y la música pueden expresar el amor humano. ¡Canta tú al amor, excluyendo lo personal! ¡Hazte un cantor, un poeta, un músico del amor! El amor es el único impulso que puede otorgar al hombre condiciones para estudiar, cantar, pintar o labrar la tierra. Si el hombre tuviera como objetivo el amor en su corazón, podría desarrollarse correctamente. Sin amor, el éxito no es posible.

Peter Deunov.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *