La fuerza mágica del Amor.

¿ Falta agua?

La fuerza mágica del Amor.

¿Qué pasaría con tu jardín si le faltara agua? Todo se marchitaría. El agua representa la vida que mana del amor, y el jardín, el corazón humano. Si tienes jardín, o sea, corazón, debes tener agua para regado. Esta agua debe venir del gran manantial de la vida y no de pequeños arroyuelos. ¡Anhela el gran manantial que mana constante y abundantemente!

Todos los hombres quieren ser amados. Eso es natural. Pero también es preciso amar. Quien ama, será amado; tal es la ley. Además, no existe hombre en el mundo que no sea amado, aunque ninguno sepa quién es el que lo ama. Tú sientes que hay alguien que te ama, pero no sabes quién te ama a través de él. Por eso mismo te sientes feliz de que alguien preste atención a tu persona. Si es así, presta tanta atención a los demás, como quieres que los demás presten su atención hacia ti.

Mucho se habla sobre el amor; pese a ello, sigue siendo incomprendido e inaplicado. Por ejemplo, alguien te ama, pero tú no lo comprendes y te sientes siempre dispuesto para atribuirle faltas que tal vez no tenga. Tú le esperas a una hora determinada, de acuerdo con lo convenido previamente, pero éste se retrasa. Tú dudas y piensas mal de él. ¿Por qué, si sabes que lo amas, no supones que alguna causa ajena a su voluntad lo obligó a tardar? Tal vez un atraso del tren en el que debía viajar ocasionó su falta de puntualidad. Cuando la gente se comprende, siempre piensa en lo más bello. Generalmente, en el amor comprendido, se encuentran los rasgos mejores y, en el no comprendido, impera la negatividad. Por ello, cuando amas y te aman, debes saber que Dios se manifiesta, y no debes echar sombras sobre el rostro de Dios. Cuando alcances la ley del amor, sabrás que no existe otra ley más alta. El amor es la única fuerza inconmensurable en el mundo. Sólo se estudia y se determina a nivel de la superconsciencia. Una vez allí, el hombre ve las cosas en su absoluta realidad. Ha sido dicho que Dios es amor.   

Peter Deunov.            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *