La Verdad.

La Verdad ofrece la Libertad.

La Verdad.

Aquel que puede comprender la Ley del Amor comprenderá un tercio de la Realidad Única. El que pueda comprender la Ley de la Sabiduría, podrá comprender dos tercios. Y el que pueda   comprender la Ley de la Verdad comprenderá el total de la Realidad Única. Esa persona será un Mago capaz de obtener todo lo que desee. Podría tomar una vara mágica y resolver todos los problemas de la vida.

Algunas personas están en la primera etapa de su vida: el Amor. Uno debe empezar por el Amor. Otros se hallan en la segunda etapa: Sabiduría. Y unos pocos se hallan en la etapa de la Verdad. Las personas seguirán sufriendo hasta que lleguen a comprender las Leyes del Amor, la Sabiduría y la Verdad.

¿Que es la Verdad? La Verdad es lo que hace que el Amor y la Sabiduría sean comprensibles. Resaltar las transgresiones de los demás no es la verdad. La Verdad ofrece la Resurrección. Lo que acarrea resentimiento y muerte, eso no es la Verdad. La Verdad ofrece la Libertad.

Aquel que no es de la Verdad, continuará experimentando muerte y reencarnación. Ustedes conocieron la Verdad en otros tiempos, pero se han olvidado. La Verdad viven sus almas. Aprendan su lenguaje. La    Verdad no puede hablarles a ustedes. Solo puede hablar a aquellos cuyos corazones están llenos de Amor y sus mentes llenas de Luz. Cuando nuestros corazones están llenos de discordia y nuestras mentes están perturbadas, no podemos percibir la Verdad.

Un hermano pregunto: «¿Cuál es el sentido de la eliminación de la falsedad de la vida humana?»

El que miente crea sufrimientos para sí mismo.  Nadie que miente ha avanzado. Mentir es el único comportamiento que no produce ganancias. Por ejemplo, si uno paga con dinero falso, uno recibirá lo mismo. En el presente, ustedes acarrearán sufrimientos sobre ustedes mismos cuando se comportan falsamente. El mentiroso es necio, ya que no entiende las consecuencias. Esta persona puede engañarlos a ustedes, pero el no comprende que será descubierto y tendrá que pagar las consecuencias.

¿Por qué ustedes no deben mentir? A fin de que no mueran, de que no pierdan la Bendición de la Vida. Si la Verdad no reside en ustedes, tampoco la Vida residirá en ustedes. Vuestra mentira puede aparentar ser insignificante y sin consecuencias, pero acarrea inmensas consecuencias negativas. Por lo tanto, el Mundo Invisible perdona muchas transgresiones     y errores, pero no la falsedad. La falsedad es el error más difícil de perdonar, debido a que sus consecuencias son las más severas y acarrea dentro de ella a todos los otros errores. Si ustedes habitan en la falsedad, ustedes serán sordos, ciegos y mudo frente a la Verdad.

Ustedes siempre ganan con la Verdad y con la falsedad siempre pierden. En un principio puede aparentar que su pérdida es imperceptible, pero la falsedad tiene un efecto destructivo. Por ejemplo, ustedes dicen una mentira y cuando regresan a su casa rompen un vaso valioso, o su esposa o hijo se enferman.

Las mentiras de una persona no permanecen ocultas, siempre serán descubiertas. Aun la menor mentira hará que una persona se salga de su camino. La misma palabra «mentira» es toxica y contaminante. Debemos evitar usar esta palabra tanto como sea posible. En su lugar podemos decir que la «verdad» ha sido torcida, o que la «verdad» no ha sido presentada correctamente. Cuando ustedes han sido engañados, no hablen de ello a fin de no ser contaminados.

Beinsa Douno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *