Los Dos Caminos.

Ustedes deben comprender estas dos Leyes:

Los Dos Caminos.

A veces el rostro del Maestro mostraba increíble dolor. Era como si todo el dolor pasara a través de Él. El Maestro conocía la testarudez humana en la violación de la Ley Divina y las consecuencias que esto acarreaba.

Una vez dijo:

Ustedes deben comprender estas dos Leyes: la violencia engendra violencia, y el Amor engendra Amor. La genuina Cultura Divina no conoce la violencia. Hoy en día toda la Tierra está llena de violencia, tanto entre los seres humanos como entre los anímales. La opresión sólo existe entre aquellos sin conciencia plena. Toda opresión, sin importar hacia quien esté dirigida, es un crimen contra Dios y su Espíritu Divino.

En Éxodo 20:13 dice: «No matarás», pero si este mandamiento no se aplica a todos los seres, entonces no es un mandamiento.

Ustedes me preguntan acerca de la causa de tantas miserias en nuestras vidas. Una de las causas fundamentales es la matanza indiscriminada de mamíferos. A esto se suma la matanza indiscriminada de personas. Cuando las almas de aquellos que han sido asesinados pasan al mundo astral, crean condiciones favorables para el desarrollo de enfermedades y problemas neurológicos en las personas. Ustedes creen que cuando matan a un cordero ustedes no tienen responsabilidad alguna. El cordero es guiado por los Seres Avanzados, y los cuidadores del cordero pedirán cuenta por su vida. Hoy en día, esos seres es posible que se mantengan en silencio, pero un día ustedes serán responsables por todas sus acciones. El sufrimiento atravesado por los mamíferos durante su exterminio es grande: más de cien millones son destruidos cada año. Esto acarrea gran opresión: no hay ley que los proteja. Los desórdenes nerviosos experimentados por los caucásicos de hoy en día se deben a la matanza de animales. En el momento de su muerte ellos desarrollan miedo y repugnancia. Como consecuencia de esto, condiciones desfavorables para los humanos se originan en el mundo astral.

Llegará el día en que todos los animales se liberarán. Ustedes matan a un buey: ¿es esta la expresión de aprecio que ustedes le dan en agradecimiento por los 20 o 30 años de servicio que les ha brindado? Dejen que paste tranquilo en su edad madura. Este buey ha sido una bendición para sus hogares. Ustedes son los destructores de esta bendición. Ustedes son los únicos responsables por haber despedido a los Seres Invisibles que eran responsables por el buey.

Cuando ustedes cortan árboles, ustedes desentierran las bendiciones que ellos les habían provisto y al mismo tiempo echan a correr a los pode res que los estaban ayudando a través de esos árboles. Renovar un bosque de árboles maduros que están cayendo en condiciones de decaimiento, eso es una bendición. Cuando ustedes los renuevan, vuestras condiciones también mejorarán. Pero cuando ustedes destruyen un bosque, ustedes se destruyen a sí mismos. Del mismo modo que su fuerza vital desaparece y su agua se seca, también vuestras vidas disminuirán.

Beinsa Douno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *