Más sobre la ciencia.

La Tierra es para estudiar en la escuela experimental.

Más sobre la ciencia.

Los adeptos en la antigüedad usaban una vara o bastón mágico que llevaban en sus manos. Pero verdaderos adeptos no usan varas ni bastones.

Hay ciencia para niños, Ciencia para Ángeles, y Ciencia que pertenece a Dios. Ustedes dicen que saben mucho. Me alegro por ustedes, pero este conocimiento es solo acerca de lo material. ¿Han estudiado la Ciencia de los Ángeles? Ustedes la estudiarán en el futuro. ¿Han estudiado la Ciencia que pertenece a Dios? Yo no comienzo con la Ciencia de los Ángeles. Yo no comienzo con la Ciencia de los santos. Yo comienzo en la Cima con la Ciencia que pertenece a Dios. Este es uno de los métodos más esenciales. Yo comienzo con la Ciencia más difícil.

La Ciencia Divina es necesaria para que los seres humanos aprendan el gran arte de vivir. Pero esto no quiere decir que uno debe descuidar el estudio del mundo material. Todos aquellos en el camino espiritual deben saber matemáticas, anatomía, física, música, etc. Estas son las materias introductorias para el estudio de la Ciencia Divina. Estudien el mundo material. Una vez que lo entiendan, ustedes comenzaran a comprender el mundo Divino también.

El nivel de desarrollo que uno alcanza está determinado por el nivel alcanzado en la escuela experimental del mundo material. Cuando uno comienza a dominar las condiciones del mundo material, esto indica que uno también ha comenzado a dominar las del Mundo Divino. Nuestra comprensión del Mundo Divino determina cuan bien viviremos en el mundo material.

Ustedes han venido a la Tierra para estudiar en la escuela experimental, y ahora están siendo examinados. Un profesor les explica un problema. Ustedes le dicen que lo han comprendido, cuando en realidad no lo entienden. Ustedes deben resolver este problema por sí mismos. Uno solo puede comprender cuando uno ha resuelto el problema por sí mismo. En el mundo natural solo lo que ustedes resuelven por si mismos les dará conocimiento. El resto es solo una ayuda.

Beinsa Douno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *