Reino de su Padre.

"Entonces los Justos brillarán en el Reino de su Padre".

Reino de su Padre.

«Entonces los Justos brillarán en el Reino de su Padre».

Ni en la tierra ni en el cielo, sino en «el Reino de su Padre«.

Este reino no es el reino de la naturaleza. El reino de la naturaleza es un jardín de infancia para la educación de los niños pequeños.

Y estos justos no son los justos ordinarios de la tierra, ni la Justicia de la que estoy hablando es la justicia ordinaria.

Hablo de esa justicia en la que hay luz. «Entonces los Justos brillarán en el Reino de su Padre».

Si irradias la luz de ese reino, eres justo; si no lo haces, no hay justicia en ti.

Entre los justos ordinarios de la tierra, que no tienen luz, cualquiera podría pasar por un justo.

«Los Justos brillarán en el Reino de su Padre».

Muchos podrían decir: «¿Qué nos importa que los justos brillen en un reino u otro?».

Pero esto tiene una gran importancia.

No puede haber avance ni desarrollo en el mundo sin luz. Hace miles y miles de millones de años estos seres -los Justos- entraron en el Reino de su Padre y adquirieron esta luz.

Debido a esta luz el mundo ve ahora.

La luz en la que vivimos ahora, es la luz de los Justos. Es el resplandor de su justicia.

¿Quiénes son los Justos que brillan? Son ángeles brillantes, siervos de Dios.

Y si ellos dejaran de brillar, dejaran de vivir en justicia, nosotros, aquí en la tierra, estaríamos perdidos.

Beinsa Douno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *